9 ago. 2008

Versos a Yolandaxena


Haz de aprender a percibir estas palabras... estas palabras que mi miedo hacia tí ha disfrazado de silencio... palabras que se han trenzado en mi garganta, inaudibles tal vez, pero sé que tu podrias descifrar mi aparente silencio, solo basta con que lo fundas con el tuyo, asi escucharas mis gritos... estos gritos que no salen de mi boca sino de los confines de mi alma. No te pido que dejes de ser tú, lo que quiero es que hagas de lo inefable un prolongado suspiro, tan tuyo como mio, que me enseñes a ser valiente para no temerte mas, para que ya no estes sola, para dejar de ocultarme en las penumbras... para que volvamos a ser soles.


Recuerdo la luz de luna

el rumor de los caminantes

la tersura de tu piel

esa sonrisa que fue mi sustento

recuerdo tus ojos inquisidores

a los cuales me sometia sin pensar

cada minuto, cada hora... el tiempo era transparente

hoy es una larga estructura

de pálido color, angustiante

ya no quiero esta libertad

quero saber donde estás

qué desiertos, qué oceanos nos separan

no hay olvido. no hay olvido

en qué momento amor, dejaron de ser doradas nuestras horas

Silencio evocador... el color de tu mirada

la mirada de un adiós

mis paredes piden a gritos que desistas

de ese vano andar, de esa lejania

bien sabes que mi memoria es un manantial

y tu eres agua que fluye

refrescas mis adentros

me mantienes con vida

eres la cuerda que me sostiene

Como el estruendo intempestivo

que en cada trueno asustaba al niño que solía ser

mejores tiempos, sepultados bajo ruinas

se levantan de sus polvorientas tumbas

irrumpen amenazantes, atosigadores

se esfuman, regresan, se hacen uno, se agigantan

eco de voces cantarinas, como de sirenas

me hipnotizan, me hacen soñar con angostas sendas

quizá una de ellas me llevará hacia tí

o quizá solo camino en circulos

no preciso escaleras para ascender hasta el empireo

lo que anhelo es una tregua

una mirada silente

que me diga todo sin decir nada

que me despierte si esto es un sueño

que me resucite si esto es la muerte

Bandada de pájaros

inspiradora caída de una hoja cansada

sol poniente que entre nubes se refugia

el pasado es un niño dormido

tu siempre tan bella

tan sutíl, tan mía... tan ajena

te veia como la fiera callada

que reprime sus aullidos

los poemas que no te escribí

describen circulos en el cielo de mi memoria

alguien trazó delgadas lineas

no faltó quien las borrara

hoy solo quedan trazos difusos

inconsistentes... aqui, allá

no es propio de las flores ser eternas

la eternidad no es un manantial

es un interminable caer de gotas


2 comentarios:

Angeles dijo...

Gracias por tu comentario aunque no es alentador..Yo seguiré creyendo en los poetas, los músicos y el amor. = muy bonito lo que encontré por aquí.
Te dejo un pedacito de canción:
..La cobardía es asunto
de los hombres, no de los amantes
los amores cobardes no llegan a amores
ni a historias, se quedan ahí....

Edward Padilla dijo...

Ni el insomnio los puede salvar, ni el mejor orador conjurar...

que oportuno es Silvio!!!

Me alegra ver que compartimos algo de gusto por la buena música. Gracias por visitar mi espacio (ya se sentía muy solitario por aquí)