20 may. 2010

Patria

Dices 'patria'
con mirada solemne
y piensas en escudos, himnos
banderas que ondean a lo alto
y héroes, sobre todo

yo te hablaré de la mía

mi patria es el cielo estrellado
el mar que se incendia cada tarde

es la palabra libertad de labios de un prisionero
prefiero la patria de mis pasiones
de mis caminos infinitos
de los abismos que habitan en mí

mi patria son unos labios finos
que nunca he de besar

las alas con las que vuela mi alma

la casa que construyo
con madera de patíbulos

mi himno es el silencio absoluto
mi bandera, un batir de alas
y mi escudo, mi pecho desnudo

si mi mirada se eleva
también lo hace mi historia
aunque nadie la escriba
jamás.

Edward (qué cosa es ser patriota?)

16 abr. 2010

Un hombre libre


Muchos se creen libres

porque pueden andar por ahí
con sus historias a cuestas
como pesadas cruces

piensan que la libertad es un lugar
un status, una cuenta bancaria
un caminar erguido sin mirar atrás
un documento oficial, un privilegio
aviones que surcan los cielos
como pájaros sin vida...

puertas que se abren
verdades que se esconden
escaleras altas
paraísos terrenales

mi libertad es un sentimiento
nunca fui tras ella
mas bien nació de mis adentros
como manantial
como luz que brota de entre las cavernas

así es mi libertad

la respiro
es mi estandarte, mi espada...

el trapecio sobre el que se balancea mi alma
cuando quiere jugar a ser hoja al viento

los que se creen libres me miran
merodean como langostas infernales
murmuran entre ellos
dicen que me parezco a ciertos personajes
y cuando mi mirada les hiere, huyen de mí
se cubren el rostro
se burlan, dicen que estoy loco

tan solo porque camino por sendas distintas
partiendo en dos el horizonte
cual si fuese de papel

porque prefiero el silencio
antes que la amarga sinfonía de lo cotidiano

porque me regocijo en mis absurdos
en mis abismos de mil colores
y en las calles sombrías de mis soledades

porque aprendo mas de las piedras del camino
que de los sabios y sus doctrinas

porque pienso que los relojes y calendarios
no saben nada del tiempo

porque no tengo cadenas invisibles que me aten

porque soy real
porque no tengo dioses, ni miedos absurdos, ni pudores
porque no temo a la historia
ni a los profetas
ni a los que fueron
ni a los que vendrán
ni a las marionetas sin voluntad
ni a los que mueven sus hilos

porque dibujo pequeños mundos en el aire
cuando se me antoja ser dios

porque soy mas humano cuando tus ojos me miran
y no me importa que lo notes

Edward (es que mi libertad es incomprendida)

6 abr. 2010

La reina de la noche



La noche es una fiera hambrienta
se alimenta de gemidos, de sangre
de sudor, de bocanadas de humo,
de soledades...

el árbol de la cotidianidad se estremece
mil hojas desprendidas se arremolinan

Sudestada...

las miradas tiemblan
a la luz de una luna altiva y arrogante

caminamos entre muertos y esclavos
y sin embargo somos libres
artistas de la vida
filósofos de la pasión

atravesando umbrales
eligiendo los caminos pedregosos y espinados
deseosos de tropezar
de refugiarnos en la soledad
para que el mundo no nos corrompa
para no ser reyes en castillos de hielo
para no quemarnos en hogueras ajenas

la noche invita a romper esquemas
a desafiar a los sabios ilustres
a pasar de largo frente a los indigentes
a caminar sobre el césped de la vanidad

a orinar en el altar de la patria
y fumar un cigarrillo mentolado
en la maldita catedral...

a engañar al ultimo policía honesto
a apedrear el cielo
e incendiar el horizonte

a descorchar un vino barato
y saborearlo cual si fuese néctar divino

a conversar con Nietzsche en el parque
y reírnos de su bigote

a desenterrar lo prohibido
y llevarlo como estandarte
a sacudirnos el polvo de lo trivial

a enamorarnos de cierta camarera
aunque sea una puta
a dibujar su figura en el aire
como quien manipula el tiempo

a mirarla a los ojos
sin decirle nada

a encender un cigarrillo por ella
y otro, y otro...

que diablos, la cajetilla completa
para maltratar el cuerpo, los sentidos
y abofetear la razón

es que llegado el momento
no importa nada
excepto su olor
y sus tacones
sus malditos tacones...

qué escribirá en esa libreta?
de qué color será su historia?

a quién se entregará esta noche,
mientras escribo estas líneas?
cual será su nombre?
le romperá a mi amigo su corazón?
o curará sus heridas?

le gustará el mar?

Que importa
Si a fin de cuentas
Nada importa.

Edward (reescribiendo la palabra Libertad)

10 mar. 2010

Insensible


No es que te falte voluntad

no es que tus ojos se humedecen
ni que tus manos tiemblan porque sí

no es la cafeína
ni el cigarrillo mentolado
no te traicionan tus filosofías
ni el grito desesperado del hombre que fuiste ayer
a quien hoy lanzas al vacío
para ser más como Diógenes
para sentir más pasión
para elegir el camino pedregoso
y regocijarte en tus tropiezos

no es que vayas contra el viento
ni con una cruz a cuestas
no es que te sobran las palabras
(es mas bien que amas el silencio)

no es el mal clima
ni el amigo que se marchó
a quien hablabas de sentimientos
de atravesar umbrales existenciales
y caminos sin regreso...

no es que el mundo se deforma
ni que tus palabras se trenzan
para no dejarse pronunciar

no es que 'Las mil y una noches' sea infinito

no hay entidades invisibles que te obliguen
a recordar cuando quieres olvidar
a sonreír complacido cuando quieres decir basta

no se averió tu celular
no es que no hay verdades absolutas
(es que si las hay no te importa)

no es que el bolígrafo no escribe
ni el dolor de tu rodilla
ni la canción que te estremece
ni los escondites del olvido
ni el vuelo de las palomas
ni Kafka, ni Bukowski, ni Dostoievski
ni el maldito David Lynch
ni la honestidad
ni la soberbia
ni la indiferencia de las paredes
ni el antes, ni el después
ni tu reflejo en las aguas
que se deforma con tus lágrimas
ni la guitarra que nunca aprendiste a tocar
ni el poema absoluto
(que nunca escribirás)
ni los minutos de silencio
ni los ojalás
ni los quizás
ni las embestidas de la memoria
(siempre tan inconsistente)
ni el solo de piano
justo antes de 'november rain'
ni la cortina del tiempo
ni Silvio, ni Bunbury
ni bisontes encantados
ni minotauros
ni duendes con oscuras intenciones
ni caricaturas de hombres muertos
ni el fuego azul de tus pesadillas
ni la sonrisa de un extraño
ni ausencias
ni deseo
ni dudas
ni la rosa eterna que enamora el alma

no...

no es el todo
ni la nada

es
y siempre ha sido

pura y simplemente...

la insensible soledad

Edward (intentando justificar lo injustificable)

4 mar. 2010

Pequeña hoja


La humanidad es un árbol...


la hoja desprendida
no sabe a donde va
ni le importa
solo sabe que es libre
que aprenderá a volar

un vuelo único
irrepetible y breve
como la vida misma...

te invito a mirar el cielo
ese manto oscuro que nos abriga
estampado de estrellas
imagina que son eternas
que son el reflejo de nuestras almas
de nuestras pequeñas y silenciosas almas
enamoradas del tiempo
de la belleza, de la locura
de la libertad

luego cierra los ojos
e imagina las estrellas dentro de tí
siéntelas girar
como un torbellino
entonces, extiende tu mano

yo haré el resto...

te voy a enseñar que los caminos
no siempre son rectos
que hay matices entre lo blanco y lo negro
que la libertad que conoces
es una prisión

la verdadera está en tus adentros
siempre dormida

te voy a enseñar que no existe el tiempo

que un monosílabo puede hacernos temblar

que de toda la vida
solo son realmente valiosos
ciertos momentos
que suelen ser breves
pero su huella es imborrable

es tiempo ya de que te desprendas del gran árbol
y emprendas tu vuelo

por cierto...
cuando lo hagas

recuérdame hacerlo yo también


Edward (este es para tí)

13 feb. 2010

Maybe...

Puede ser que tras el ocaso
se oiga un batir de alas...

que la libertad llegue hasta tu celda
en forma de rayo de luna

que los buscadores de tesoros
se rindan ante la aurora

puede ser que te apiades de mí
y me construyas un hogar
con madera de mi patíbulo

que cierto día
alguien dibuje círculos en el aire
y se transfiguren en nuevos mundos

que los ecos del pasado ya no te atormenten
y dejes de huir hacia la nada

que te burles de la soledad
tomando la mano de un extraño

que en las catedrales toquen blues
y mi corazón deje de sangrar

que una pluma al aire me inspire
y pueda escribir el poema definitivo

que los discursos sean mas cortos
y la vida mas larga

y la vida mas larga...

Edward (escucho a Janice Joplin y me pregunto qué cosa es la libertad?)

2 feb. 2010

Aberraciones y cotidianidades


En el parque

el niño trepa un árbol
y se cree gigante

los lagartos reptan
las hojas caen
lenta e inevitablemente

un hombre escucha a Serrat
en su I-Phone
cual si nada importase
y en efecto
nada importa

la mujer embarazada
el perro que entierra el hueso
el que toma fotos
la mirada perdida del extranjero

el cura que pasa en su Hilux
lo han contratado para dar la bendición
un grupo de capitalistas

es de día
y se puede ver la luna
bandada de pájaros
de la nada, hacia la nada

un cigarrillo, rock n' roll
algo de zeppelin
el tipo tiene buen gusto
me recuerda a Bogart en Casablanca
con menos clase, claro

el anciano recuerda guerras
la mujer a su hijo muerto en el 96'
era su favorito, y no le importa admitirlo

alguien piensa en niños desnudos
y se muerde los labios

alguien olvidó su nuevo testamento
en el banco de al lado

un ringtone de Jonas Brothers rompe el silencio
arruinándolo todo

el panorama actual es asqueroso
dice en voz alta un tipo
con camiseta de Kurt Cobain

alguien se marcha
alguien llega
alguien canta Hyperballad
de Bjork
diablos, me encanta esa canción


Bukowski fuma y bebe whisky
en el t-shirt de un estudiante
que se toma un gatorade
y sonrie como tonto

un hombre enciende su laptop
busca en Google, algo sobre dietas
algunos no saben que hacer con su tiempo

recuerdo a Brad Pitt en Fight Club
y río

otro ringtone
esta vez la melodía de los simpsons
menos mal

qué pensaría Diógenes de todo esto?
este teatro de inmundicia mal montado
al que llaman sociedad

lea la Biblia, dice aquel letrero
yo prefiero a Dostoievski

pienso en tantas cosas...
como en ver 'el manantial de la doncella'
y leer 'Ulises'

que ayer ganaron los Lakers
que la vida es absurda
la eternidad, la nada

la forma en que su pelo se ondula
cuando mira hacia atrás
lo hace dos veces
luego dobla en la esquina
dejándome sin aliento
siempre de lunes a jueves
y no se imagina que existo

los nombres en el árbol
quisiera no haberlos escrito

siento una mano sobre mi hombro
volteo a ver
y no hay nadie
siempre es lo mismo

de la nada, hacia la nada
como los pájaros


Edward (mi hijo ya camina, me pregunto si seré un buen padre)

30 ene. 2010

Vértigo


16 años...

aquello era demasiado obvio
haber tocado fondo

como arrancar las alas a un ángel

ya no hay espacio en mi cuaderno
para notas sueltas

la parte del cerebro
a la que llaman corazón
me obliga a callar
cuando quiero gritar
ese maldito nombre

aquel sombrero grotesco
unos ojos sombríos y húmedos
siempre taciturno
como mi padre

mi padre...

hay tanto que decirle
solía imitar su letra
y casi lo logré

había muros y abismos entre nosotros

pero
que diablos escribo?
se supone que hablaría de...
no importa

he soñado con lanzarme al vacío
tantas veces

angustia
tararear canciones
de Silvio, de Coldplay, de Fito
es igual
todo se reduce a nada
como una predestinación absurda
como burbujas en el aire
como espuma

mi soledad es una musa torpe que se cree mujer
antes solía ser hermosa
era fácil navegar en aquel océano

hoy el mundo es tan extraño
tantas multitudes
soledades entrelazadas
espacios vacíos
viejas filosofías reducidas a papel
convertidas en tema casual de conversación
para alimentar el ocio y la vanidad
en estrategia de marketing

hombrecillos de plástico
sin voluntad
marionetas con blackberry
esclavos

he visto una madre morder el polvo
como he visto torres, limosinas
alfombras rojas, reinas de belleza
doctrinas absurdas y alienantes
de labios de pederastas con sotana
y obscenas cuentas bancarias

quisiera escribir con sangre
en la pared de la maldita catedral
que el mundo se hace viejo
que nos cansamos de ser ovejas
que no precisamos eternidad
para ser libres

belleza...
una rosa solitaria
a la luz de la aurora

vendaval...
quietud absoluta
acaso he muerto?
quien diablos soy?

ya no importa
se me antoja ser el viento
el suspiro de un extraño
una triste melodía
un agujero negro en medio del universo
el universo mismo
una gota sobre tu cristal
el lunar de tu frente
tu redentor
tu esclavo
tu batir de alas
tu excusa para llorar a solas
tu asesino
un artista que sueña con abismos
o la nada
la nada
nada...

Edward (al borde de la esquizofrenia)

27 ene. 2010

Cierto día...

Aurora...
caminar descalzo
el horizonte parece arder

los hombres caminan en silencio
cruz a cuestas
jadeantes y tristes

un niño con grandes alas
se sienta junto al piano
me cuenta muchas cosas
me cuenta por ejemplo...

que lo hermoso del abismo
es que cuando estás en él
todo es infinito

que la memoria es un desierto
poblado de lagartos
con un cielo de cristal
a punto de romperse
en mil pedazos
en mil pedazos...

que cierto día ya no seremos hombres
ni bestias, ni dioses, ni nada
que no habrá tiempo
tan solo olvido
un mar en llamas
y un hermoso silencio

vendaval...
cierro los ojos
recuerdo tu pequeña alma
sobrevolando los pantanos
de mi misantropía
temerosa, frágil
cual hoja desprendida y marchita

tus tacones malditos
el azul de aquel vestido
el color del crepúsculo
aquella tarde
en que me di cuenta
que no eras real

que mi mundo es tan pequeño
como una lágrima


Edward (rutina, ganas de huir hacia la nada)