4 mar. 2010

Pequeña hoja


La humanidad es un árbol...


la hoja desprendida
no sabe a donde va
ni le importa
solo sabe que es libre
que aprenderá a volar

un vuelo único
irrepetible y breve
como la vida misma...

te invito a mirar el cielo
ese manto oscuro que nos abriga
estampado de estrellas
imagina que son eternas
que son el reflejo de nuestras almas
de nuestras pequeñas y silenciosas almas
enamoradas del tiempo
de la belleza, de la locura
de la libertad

luego cierra los ojos
e imagina las estrellas dentro de tí
siéntelas girar
como un torbellino
entonces, extiende tu mano

yo haré el resto...

te voy a enseñar que los caminos
no siempre son rectos
que hay matices entre lo blanco y lo negro
que la libertad que conoces
es una prisión

la verdadera está en tus adentros
siempre dormida

te voy a enseñar que no existe el tiempo

que un monosílabo puede hacernos temblar

que de toda la vida
solo son realmente valiosos
ciertos momentos
que suelen ser breves
pero su huella es imborrable

es tiempo ya de que te desprendas del gran árbol
y emprendas tu vuelo

por cierto...
cuando lo hagas

recuérdame hacerlo yo también


Edward (este es para tí)

No hay comentarios: