10 mar. 2010

Insensible


No es que te falte voluntad

no es que tus ojos se humedecen
ni que tus manos tiemblan porque sí

no es la cafeína
ni el cigarrillo mentolado
no te traicionan tus filosofías
ni el grito desesperado del hombre que fuiste ayer
a quien hoy lanzas al vacío
para ser más como Diógenes
para sentir más pasión
para elegir el camino pedregoso
y regocijarte en tus tropiezos

no es que vayas contra el viento
ni con una cruz a cuestas
no es que te sobran las palabras
(es mas bien que amas el silencio)

no es el mal clima
ni el amigo que se marchó
a quien hablabas de sentimientos
de atravesar umbrales existenciales
y caminos sin regreso...

no es que el mundo se deforma
ni que tus palabras se trenzan
para no dejarse pronunciar

no es que 'Las mil y una noches' sea infinito

no hay entidades invisibles que te obliguen
a recordar cuando quieres olvidar
a sonreír complacido cuando quieres decir basta

no se averió tu celular
no es que no hay verdades absolutas
(es que si las hay no te importa)

no es que el bolígrafo no escribe
ni el dolor de tu rodilla
ni la canción que te estremece
ni los escondites del olvido
ni el vuelo de las palomas
ni Kafka, ni Bukowski, ni Dostoievski
ni el maldito David Lynch
ni la honestidad
ni la soberbia
ni la indiferencia de las paredes
ni el antes, ni el después
ni tu reflejo en las aguas
que se deforma con tus lágrimas
ni la guitarra que nunca aprendiste a tocar
ni el poema absoluto
(que nunca escribirás)
ni los minutos de silencio
ni los ojalás
ni los quizás
ni las embestidas de la memoria
(siempre tan inconsistente)
ni el solo de piano
justo antes de 'november rain'
ni la cortina del tiempo
ni Silvio, ni Bunbury
ni bisontes encantados
ni minotauros
ni duendes con oscuras intenciones
ni caricaturas de hombres muertos
ni el fuego azul de tus pesadillas
ni la sonrisa de un extraño
ni ausencias
ni deseo
ni dudas
ni la rosa eterna que enamora el alma

no...

no es el todo
ni la nada

es
y siempre ha sido

pura y simplemente...

la insensible soledad

Edward (intentando justificar lo injustificable)

4 mar. 2010

Pequeña hoja


La humanidad es un árbol...


la hoja desprendida
no sabe a donde va
ni le importa
solo sabe que es libre
que aprenderá a volar

un vuelo único
irrepetible y breve
como la vida misma...

te invito a mirar el cielo
ese manto oscuro que nos abriga
estampado de estrellas
imagina que son eternas
que son el reflejo de nuestras almas
de nuestras pequeñas y silenciosas almas
enamoradas del tiempo
de la belleza, de la locura
de la libertad

luego cierra los ojos
e imagina las estrellas dentro de tí
siéntelas girar
como un torbellino
entonces, extiende tu mano

yo haré el resto...

te voy a enseñar que los caminos
no siempre son rectos
que hay matices entre lo blanco y lo negro
que la libertad que conoces
es una prisión

la verdadera está en tus adentros
siempre dormida

te voy a enseñar que no existe el tiempo

que un monosílabo puede hacernos temblar

que de toda la vida
solo son realmente valiosos
ciertos momentos
que suelen ser breves
pero su huella es imborrable

es tiempo ya de que te desprendas del gran árbol
y emprendas tu vuelo

por cierto...
cuando lo hagas

recuérdame hacerlo yo también


Edward (este es para tí)