22 dic. 2008

Divagaciones de un tipo deprimido

Un dia tomas café
y entre sorbo y sorbo
imaginas que tienes las riendas de tu vida
oyes tus canciones, lees tus libros
y tu imaginación sobrevuela blancas montañas

y al dia siguiente
no eres ni la sombra de quien fuiste
las gotas en los cristales se rien de tí
no soportas el silencio
caminas por las mismas calles
y parecen otras

tus amigos se vuelven extraños
tus poemas se amontonan en los rincones
envejecen como tú

lloras
imaginas a tu hijo que aún no nace
sientes que no tendrás valor para verlo a los ojos
sientes miedo
quieres escribir algo que te estremezca
y solo te salen palabras gastadas

hay agujeros en tu condición de humano
agujeros que se expanden
lenta e inevitablemente

y caminos espinados
directo al callejón sin salida
que solemos llamar autocompasión


Edward- (en otro ciber, con mucho ruido, poca privacidad, conexión lenta... esta vez me queda tiempo, pero no quiero escribir más)

5 dic. 2008

Un poco de ti

descender...

dibujar en el viento
como quien riza tu pelo

soy la lluvia
el albatros condenado

no me nombres
regocíjate en tu soledad
es todo cuanto tienes

pinta tus labios
y nunca llores por mí


Edward-(en un ciber, se me acaba el tiempo, quisiera escribir mas... )

21 nov. 2008

Pequeñas Cosas


Un bolígrafo que no escribe

dos libros de Saramago
un espejo que me odia
con dos fotos estampadas

Una billetera del ché
con doscientos pesos
y varias tarjetas

Dos libretas
(en una de ellas solía escribir frente al mar)

Una copia de Scarface
que ya he visto nueve veces
en la tele, Nelson golpea a Bart
y lisa toca el Sax

El reloj anuncia que es tarde
sin tener idea del tiempo
siento un latido irregular
cierro los ojos
y recuerdo la palabra "rosebud"
de labios de un moribundo

Un disco variado
con algo de Sabina, Silvio
Serrat y Serrano

Una gorra del Licey
media cajetilla de Marlboro Lights
un poster de bunbury

Una cortina que se mueve con el viento
un ejemplar de mi libro
por el que tuve que pagar 7 dólares

Mi carnet del trabajo
que me recuerda que soy esclavo
con salario, pero esclavo

Pastillas, medias sucias
mis nuevos Converse
un recuerdo entrometido
un delirio, un temblar de manos

Se acaban los Simpson
Ahora escucho a Bjork
para olvidar por un instante
los rostros, las mentiras
la rutina, la trivialidad

En mis palabras hay abismos
y en mi silencio hay destierros
me disfrazo de apostador
para jugar a que existo

Bostezo
me recuesto

…Todo acaba
poco antes
de volver a empezar…


Edward.- (el último párrafo lo había escrito ya, en otro poema, pero no importa, es que me gusta)

17 nov. 2008

Te prefiero ausente


Arena blanca
arena que quema mis pies

A veces el tiempo desprende espinas
de la rosa de la libertad

Me descubro libre
y dibujo barrotes en el aire
mientras mis dedos se deshacen

A veces cierro los ojos
ante una belleza que me aturde
y mis pies se detienen
y mi tiempo se convierte en tableros
de un ajedrez que no se jugar

No regreses a mí...

Prefiero que seas mi horizonte
seguir la estela de tu vuelo
el rastro de tu perfume casi ausente
el eco de tu silencio

De tu silencio...

El azar tiene manos frías
y temblorosas
sus caricias son inoportunas

En mi desierto, las dunas se mueven como olas
como serpientes que reptan
por los caminos de la eternidad

Me pierdo en la mirada de una mujer desconocida
quiero llamarla madre
y morir en sus brazos
bajo una lluvia de espinas de tiempo
que nos purifique

Caminos largos
muertos que construyen puentes
viento que no sabe qué decir
el adiós del que parte
el silencio del que regresa
y solo encuentra lápidas
Una mirada azul
mas azul que el cielo
una flor desprendida
que se arroja al vacío
un hombre sin manos que vuela tras ella
y su vuelo se transfigura en puertas
puertas que no me atrevo a cruzar
un duende que colecciona historias
el bigote de Chaplin
sobre los labios de Kant
el castillo de Kafka en llamas
el hombre extraño de Silvio
caminando sobre las aguas del Bajabonico
cansado de besar todo
los encajes del vestido
de una mujer que no me ama
el aliento entrecortado del suicida
un poco de yerba
envuelta en la partitura de “imagine”

Tanta gente
tantos sueños
verdades, mentiras
filosofías perdidas en el tiempo
como tesoros bajo el mar

Amor, no regreses a mí
no sabría que hacer.


Edward- (quería escribir un lindo y conmovedor poema y esto fue lo que salió)

11 nov. 2008

Como lágrimas bajo la lluvia...












Oh, pequeña vida
no me abandones ahora
bajo esta lluvia insensible
desnudo y humillado
ante mi enemigo
a quien no aprendí a odiar

De qué me sirve haber visto tanto,
haber llegado tan lejos?

Puedo ver tu miedo, humano
es como un fuego que te abraza
lentamente,

Mi miedo es un camino infinito
espinado, poblado de fieras
y oscuro

Nunca lo entenderás.

Nunca.



Edward.- (Se aferraba a la paloma como si esta fuese la vida misma, pero al final, batió sus alas y se marchó para siempre, era inevitable.)

7 nov. 2008

Al menos la nada...


Tus caminos despoblados y silenciosos
una casa de madera en las alturas
habitación en penumbras
casi como un sueño

Ladridos de perros muertos
reverberaciones, ecos...
restos desenterrados de una historia
de una batalla que no quisimos librar
enemigos invisibles que nos amordazaron

El cielo se enciende al atardecer
la noche se avecina
sigilosa, suspicaz y hambrienta

A tientas, jadeante
deambulo por las líneas de tus manos
mis pies ya no tienen alas
tengo cuencas vacías en lugar de ojos
y magma ardiente en mis venas

Quería esculpirte
y darte mi alma
una y otra vez
hasta desfallecer

Pero fui tan ambicioso
y te hice tan gigante
que mil almas no serían suficientes
no serían suficientes…

Y me arrastro…
me desgarro la piel
ya no me importa el tiempo
ni el dolor
ni la música del viento
ni el azar
ni el péndulo de la eternidad

Mas allá de la paz
de la ataraxia
ha de haber algo más puro
un núcleo de fuego inextinguible
creciente, definitivo

Algo ha de redimirnos
Al menos la nada

Al menos la nada

La nada

Nada...


Edward.- (Pensando en el infinito, en la eternidad, grandes cosas que no sirven de nada)

6 nov. 2008

Sombras

Lentamente...
las hojas se mueven
hay cierto misterio en ello
cierta fascinación

Alguien arranca una rosa
y piensa en pasado
en despertares
en Schopenhauer

Reminiscencias de tu voz
de tu silueta tras la cortina
de una herida
de un andar pausado
casi detenido

Quisieras decir algo
y tus palabras se trenzan
te ahogan

Las manos de ese hombre
parecen hechas de barro
sus dedos se rompen
y ni siquiera lo nota
su dolor es diferente

Naturaleza inconstante
desenfundas tu espada y nos hieres
como si no te importara nada

Pobre mujer hermosa
antes bailabas de alegría
hoy, por unos billetes
la soledad corre por tus mejillas
y se detiene en tus labios

observo tu sombra
me intimidan tus tacones
tus ojos enrojecidos
eres el sol de mi desierto
estoy a tu merced

Pueblo perdido
polvorientas calles
esperanzas marchitas
los muertos al cementerio
los vivos al bar

Viento del sur
libros polvorientos
fotografías cínicas
poemas que a nadie importan
nombres de mujer
las que nunca tuvimos
las que se fueron
las inolvidables, las malditas

A escasos pasos de la muerte
sonrie el prisionero
y el verdugo no hace mas que temblar

los minutos se arrastran despacio
hacia un abismo desconocido
hacia un mar tempestuoso
que probablemente sea irreal

El verdadero tiempo no tiene nombre.


Edward.- (si pudiera estar frente al mar en lugar de esta pequeña oficina...)

3 nov. 2008

Testamento (a quien pueda interesar)

Toma mis manos
úsalas a tu antojo
a mí ya no me sirven
construye con ellas un hogar
y sé feliz en él

Mi eternidad fue tan breve
y mis ojos ya no saben llorar

Empuña una gran espada
atraviesa el tiempo
córtalo en mil pedazos
y espárcelos al viento
para que no te hagan daño

Planta un árbol
y crece junto a él

Escribe tanto como puedas
acaricia, desnuda
enjuga lágrimas
enciende hogueras
toca arpas imaginarias

Toma mi voz
y di a mi madre que la amo
pues yo nunca pude
ni podré

Toma mi silencio
y regocíjate en él
es lo único valioso que tuve

Toma mi angustia
aprende de ella
solo lo necesario

Lleva mi escepticismo como estandarte
hasta que descubras el tuyo
y créeme, lo harás

No temas a la soledad
solo la harías mas fuerte
pues se alimenta de miedo

Toma mis manos
y abofetea a los dioses
a los que amenazan con infiernos
y a los que destruyen la voluntad.



Edward.- (La rutina tiene sabor agrio, quisera fragmentarme en infinitas partes y atravesar el espacio-tiempo una y otra vez hasta que alguien diga "basta")

1 nov. 2008

Para siempre

Viejos arquetipos
ideas que envejecen y mueren
estructuras de pálido color
hombrecillos deformes
con ojos que no ven
uno tras otro, sin vida

Muñecos articulados
falsas necesidades
ideales degradantes
aniquilan la voluntad
productos que te hacen feliz
piedras filosofales de alta tecnología

El predicador se ha cansado de fingir
le tiemblan las manos
deshecho en llanto
cabizbajo y solo

Y una lágrima desciende
lenta y amarga como la soledad
cae violentamente
sobre la palabra "reino"
borrándola para siempre

Para siempre

Los grandes hombres
los que miraban al cielo
y en lugar de respuestas
buscaban inspiración
los verdaderos humanos

Los versos que se escribían
a orillas de un precipicio
como queriendo saltar
y transfigurarse en vuelos de pájaros
con alas de fuego inextinguible

El cielo sangrante del crepúsculo
los largos caminos
hacia una libertad de papel
hacia mundos imaginarios
como gotas de agua

Mi desierto particular
De cuyas arenas brotan diamantes
hermosos e inútiles diamantes

Salamandra enamorada
no me mires así
me haces sentir lástima de mí mismo

Cuarteto de cuerdas
manantial de dudas
al final la verdad no importa


Edward.- (Hermosa mañana, la primera de noviembre, recuerdos, noticiero imprudente que lo arruina todo)

27 oct. 2008

Humanos, humanos...

Por qué te vas?
tengo tanto que decirte...

A dónde se fue mi fe?...

Cuan vacío es mi pequeño mundo
y cuan grandes las promesas
que se desvanecen a cada instante...

Quisiera matarla lentamente
pero la amo tanto
y me odio por ello...

Es que acaso nunca voy a ser feliz?...

Me pregunto que se sentirá
hacer el amor a una mujer...

Nada es importante
lo que importa es destruirse


estoy en en medio de todo
y no puedo huir...

Imbéciles, no los obligué a votar por mí
váyanse al diablo todos...

Estúpida anciana...
si yo fuera hombre...

Quisiera ser niño otra vez
para no sentir que el mundo es absurdo...

Ella es tan bella
todos la desean
como me gustaría que muera
zorra!!...

Está decidido
no tengo nada por qué vivir
maldita sea...

Amor
quisiera estar junto a ti
y ver a los niños crecer...

Por qué me estará mirando ese hombre?...

Que bella niña
esta noche serás mía

Quisiera deslizarme
sobre la piel de una serpiente infinita
embriagado de tu néctar
trenzar las horas
para enloquecer al tiempo...

Creo que me atraen las chicas...

Quisiera probar la yerba...

Como odio esa canción...

Como me gusta esa canción...

Maldito gobierno...

Definitivamente no hay dios...

Dios ayúdame...

Creo que Platón era un estúpido...

Que no ves que te deseo?
por qué no me hablas?...

Tal vez hoy mi suerte cambie...

Todo es azar...

Este episodio ya lo vi...

Solo necesito dinero, nada más...

No tengo nada, solo dinero...

A veces deseo a mi hermana...

No debí quedarme en silencio...

La vida es bella...

La vida es una mierda...

La vida es una mierda...

La vida es una mierda...



Edward.-(al final todos somos medio degenerados, solo que algunos fingimos mejor)

26 oct. 2008

Amo la forma en que te alejas...

La mirada muerta de una estatua
cielo cansado de llover
aguja en sus venas
lágrimas en sus ojos

se imagina a sí mismo
sobre nubes coloridas
dibujando el horizonte
para que los hombres sueñen
para que corran tras él
para que en sus pequeñas vidas
todo no sea angustia

su mundo que solía ser un jardín
se llenó de trincheras
de campos de batalla
de desiertos

pequeñas convulsiones
llamas invisibles le queman
como si un par de alas de fuego
le abrazaran

pluma al viento
aviones que se deforman
y se estrellan entre sí
se estrellan y sangran
como pájaros

ahora llueven agujas
sobre su vientre desnudo
sobre sus manos, sus ojos
una rosa nace de su pecho
como nacen las dudas
solo que estas no se marchitan

poco a poco
suelo y hombre se funden
ahora su pecho es un jardín
y sus manos son manantiales

en la cima de una montaña
alguien lanza una piedra al cielo
y lo rompe en mil pedazos
ahora todos temen
la muerte vendrá como lluvia
lenta y hermosa

amo la forma en que te alejas
finges que nada te importa
mas yo se que tiemblas
que desearías deformar el tiempo
para estar junto a mí
o al menos así quiero creerlo

latidos, ansiedad
volver a ser hombre
un cansado y triste hombre

la jeringa está vacía
y el mundo es otra vez

absurdo.

Edward.-(hoy quisiera escribir el poema definitivo, como quien salta al vacío, pero no lo logro)

24 oct. 2008

Marionetas

La montaña se alza a lo lejos
bañada de sol
silente y misteriosa

Querías libertad?
-Pregunta una hoja desprendida-
yo también quise ser libre
y ya ves, estoy volando hacia mi muerte

Te ves a ti mismo
como a un desierto
quieres gritar
renegar de tu humanidad
y saltar a un mar de fuego
para sentir algo puro
al menos por un instante
aunque sea el final

La gente te mira
suponen que eres como ellos
marionetas sin alma
sin sensibilidad

los maldices en silencio
quisieras golpearlos
hacer que callen
que se detengan

Sus voces son como látigos en tu espalda
hablan de precios, de costos,
de dios, del amor...
se creen dueños de la verdad

Hay una gran maquinaria
de engranajes cancerosos
un sistema enfermo
estructuras débiles

quieres detener todo
sentir el silencio
respirarlo, ser parte de él

cierras los ojos
buscas en tus adentros
no hay nada
solo un gran vacío


un amargo llanto te ahoga
y el cielo sigue allí
y tus dudas, y tus miedos

El horizonte nunca prometió libertades


Edward.- (quisiera sentir el silencio absoluto, que al menos por un instante las máquinas y los hombres, callen)

22 oct. 2008

The Blue Lady










Cómo olvidar el azul
la mirada irreverente
seductora, fatal


y una voz capaz, entre otras cosas
de detener el tiempo

y hacer temblar mis manos


canta para todos

para él
para ti misma

pero no dejes de hacerlo

y si por algún motivo callaras...

al menos
acaba con mi dolor
el de querer verme en tus ojos
tocar tus labios

que solo saben cantar

y gemir de dolor
de dulce dolor


de tanto desearte
he olvidado quien eres

solo veo azul
angustia y terciopelo

terciopelo....

.... azul


Edward.- (Hoy estoy enamorado de Isabella Rosellini, suele pasarme)

21 oct. 2008

Mi amada esquizofrenia

Senderos angostos que se ramifican cual si fuesen arterias de un gigante que duerme, lluvia que se desprende de un cielo triste y cansado, cansado de ser gigante, de ser azul, de ser observado como si fuera dios, cansado como los hombres, como los reptiles que ya no quieren morder el polvo, como yo, que ya no estoy seguro de qué es lo que soy.

Hay verdades que llevo en mis adentros y que me obligan a huir, y en mis huidas descubro que no son mas que mentiras, entonces soy errante, ya no huyo de nada, tengo los ojos húmedos como el cristal de mi ventana la mañana en que resolví partir, soy un ser con alas arrancadas, esas alas de adentro, las que nos hacen volar con un simple cerrar de ojos.

Y qué otra cosa puedo hacer sino caminar, camino a través de puentes, de calles desnudas, de mundos paralelos, veo gente atada con cadenas invisibles, escucho las mentiras que se dicen, sus miradas temerosas se me clavan como espinas, veo niños sin padres que parecen de papel, grupos de manifestantes con causas perdidas que se sienten grandes, no se miran a los ojos, no se atreven, siento el cansancio de quien regresa de combatir, derrotado.

El sol como un ojo inmenso me observa sigiloso, un vagabundo ríe bajo un árbol, siento envidia de él, me pesan los recuerdos, quiero ser alguien más.

Me detengo, me fumo un cigarrillo a pesar de que mi estómago está vacío, quiero autodestruirme, es la mejor forma de sentirme vivo en días como hoy, mis piernas tiemblan, mis manos quieren dibujar, quieren esculpir, plantar un árbol, golpear a alguien, acariciar, encender una hoguera, ser atravesadas por grandes clavos, en fin, no estoy seguro pero siento que su voluntad ya no es estar aferradas a mí.

Una mujer se me acerca y me atraviesa como si uno de los dos no existiera, me parece que lloraba, también me parece que era mi madre.

Mi sombra se desprende y despliega un par de grandes alas, es una visión misteriosa y bella, me pregunto a dónde irá, quiero ir tras ella y la pereza me traiciona, ahora siento miedo, miedo de que esta angustia no acabe, de que mi caminar me lleve a lugares inhóspitos, o peor aun, que termine justo donde empecé.


Recuerdos, el árbol que no dejaba de sangrar, y mi corazón tampoco, ya nadie se sienta bajo su sombra... ya nadie apacigua las tempestades de mi alma.

Mi padre y su mirada perdida, si pudiera odiarlo sería todo mas fácil, mis trazos inseguros cuando me disponía a dibujarte, la misma inseguridad de mi razón que hoy te quiere borrar, mi primera fumada, quiero sentir otra vez aquella sensación de estar rompiendo las reglas, quiero buscar en la mirada de un anciano algo de sabiduría.


Antes quería irme lejos, hoy ya estoy lejos y llevo a cuestas una gran cruz que está hecha de memoria y olvido. Pero de algo estoy seguro, no volveré, no quiero que mi vida sea un círculo más, prefiero acabar jadeante mirando hacia el horizonte,
y que el cielo se rompa como un cristal.

Que el cielo se rompa como un cristal.

Edward.- (Es bello enloquecer)

Y aqui va algo de Led Zeppelin, porque sí

20 oct. 2008

Pequeñas vidas

El manto del rey se ha rasgado
sus manos que fueron de hierro
hoy se entumecen y tiemblan
ya no es mas que un pobre viejo
un pobre viejo con corona

… por qué huye la noche
por qué no canta una romanza para mí
soy tan miserable
y mi corona tan pesada

yo que hacía agitar los vientos a mi antojo
y mis enemigos se esfumaban como sombras...

es tan cruel ese misterio que tienen tus ojos
cuando me atraviesan, cuando se humedecen
cuando parecen encenderse
ya no eres mi reina…

Nubes blancas, viento
Tiempo y espacio
Un mar que nos regala la ilusión de lo infinito
Y un suelo sediento

Las botas de un joven soldado pisotean destinos
Como si de cristales rotos se tratara
Y su fusil aniquila sueños
Allí va la inocencia
El futuro, la humanidad, la esperanza

… Amor, ya no me esperes
Pues aunque sigo con vida
Ya he muerto
Voy a pronunciar tu nombre por última vez
No quiero ser parte de tu mundo
Ya no soy quien conociste

No te marchites nunca
Flor de mis sueños
Pronto habitaré junto a ti...

Una punzada en el corazón frágil del rey
Un suspiro rasgado, una corona que cae
Y en otro tiempo y lugar
Un niño asustado dispara
Y la vida de un joven soldado se extingue

Nubes blancas, viento
Tiempo y espacio
Un mar que nos regala la ilusión de lo infinito
Y un suelo sediento

Sediento…


Edward.-

18 oct. 2008

Reir y llorar

A veces
se adivinan entre nubes
artefactos y sombras
y me hacen dudar de todo

Ciertas criaturas reptan en mis paredes
esas paredes que nadie ve
las que olvidé atravesar
y hoy me separan del mundo

Se sienten libres
y yo que soy su dueño
soy prisionero de la libertad
de soñar con despertares
y correr tras el eco de una voz que canta

Madrugada
canción que me tortura
que me hace pensar en las flores de un vestido
en el ritmo de un andar
en el golpe de gracia de un adiós

La utopía que me sustentaba
se ha transfigurado en desiertos
en silencios y rosas marchitas
en espinas envenenadas

En sed
insaciable sed

En adelante procuraré ser un extraño
una página arrancada
lanzada al viento
caminando entre mundos
entre tiempos que no se miden con relojes

- ¿Cómo puedo ser mi jaula y a la vez mi llave? -
solía preguntarme
hoy la respuesta es tan obvia
que me hace reír y llorar

Reír y llorar



Edward.-

17 oct. 2008

Calma del atardecer


De las olas en mis pies

La espuma, alzar los ojos al horizonte…

Libreta en mis bolsillos
Batir de alas invisibles
Crepúsculo

El pasado es puntiagudo
Como una lanza que nos persigue

Apacigua mis desenfrenos
Calma del atardecer
Llévate mi silencio, hazlo tuyo
Nos volveremos a ver

Un barco misterioso se ve a lo lejos
Lentamente…
Como cierto solo de guitarra
Ese mismo, el que nos hacía temblar

Cuantos hombres llevará a bordo
Cuantas historias
Cuantos miedos mal disimulados
Amantes abandonadas
Esperanzas agonizantes

Será el capitán un hombre taciturno
Como en las historias que cuentan
O mas bien un soñador
Será este su último viaje,
O ya están todos muertos y los fantasmas existen
O enloquezco
Y es mi cordura quien va a bordo

Voy a preguntarle al hombre de grandes alas
Que no hace más que jugar con el tiempo

Alguien olvidó cerrar una extraña puerta
Y las verdades están saliendo de sus guaridas
Respuestas hambrientas de preguntas
De las de ayer, las de los verdaderos humanos

Quiero sumergirme en un mar de tiempo
Ver a los profetas a los ojos
Y decirles que tantos siglos después
Nada ha pasado

Nada ha pasado…

Y el barco se aleja
Se va perdiendo en el horizonte como un suspiro

Apacigua mis desenfrenos
Calma del atardecer…


Edward.- (hoy pienso en lejanías, es propio de quien quiere huir)

15 oct. 2008

Quimeras

… y el agua cae de las nubes
Hasta las hojas…

Y de las hojas a tu piel
Y tú tiemblas…
Cómo tiemblas!

Yo me refugio
Como el cobarde que soy

Nos separa algo más que un cristal
Nos separa todo un mundo
Un cínico mundo

Y mi cobardía…

Anochece
Ya no llueve
Desapareces…

Breve episodio de lucidez
el lagarto en la pared no parece tener miedo
ni a la soledad ni al tiempo

Un puño al aire
dibujado hace tiempo
cuando aún creía en algo

Imagino cosas
siluetas, perfumes, obsesiones
tacones malditos
vestidos fatales

Humo de cigarro que brota
de unos finos labios

Construyo quimeras
Las alimento
Las convierto en mi aire
Y las respiro

La libertad pasa junto a mí
Voy tras ella
Hasta donde mis cadenas lo permiten
Veo patíbulos y jardines
Uno tras otro
Soy inmenso
Como ese vacío de los hombres
Que nada llena

No importa si duermo
Si sueño, si estoy muerto
Aquí no hay ventanas de cristal
Que me separen de ti
No estás tú
Y no me importa tu ausencia

Edward.-

14 oct. 2008

Patético

Deshaciéndome
Habitando mi mundo que es tan pequeño
Aunque pretenda que es infinito

Tan solitario…

Tanto mirar hacia adentro
Pretendiendo ser Diógenes
y al final, la angustia permanece

se regocija ante la vida que no tengo
ante el niño que fui
ante la esperanza de un dios
de misterios, de dragones,
de pergaminos sagrados

todo es nada
no importa a donde vaya
siempre será igual

las mismas caras inexpresivas
mujeres multicolores
tan vacías y tan hermosas
hombres tristes

soledades compartidas
los medios, las mentiras
los políticos, la falsa dignidad

el artista que no entiende su creación
las necesidades y su estúpida pirámide
el tiempo es espeso
y tan amargo

las vidas se gastan
como suelas de zapatos
quisiera reír de mi mismo
pero no es gracioso lo que siento

hoy no debería escribir
mas bien debería intoxicarme
o lanzarme al vacío
y disfrutar la caída

debería llamar a mi padre
y decir eso que no me atrevo
descubrir un autor
caminar, pretender ser otro

o acaso ser yo mismo
aunque, en todo caso,

no se quien soy


Edward.- (depresión)

13 oct. 2008

Te prefiero heroína


No disfraces tu llanto

Oh mujer
Deja que caiga como una lluvia de estrellas
Que de tanto sufrir te has ganado el derecho

No cierres los ojos
Cuando voltees a ver el cielo

No dejes que un simple adiós
Se convierta en tu inquisidor

Ponle a tu cuerpo un vestido
Y a tu alma dos alas

Lleva contigo tus recuerdos
Y plántalos como árboles
Que más que mártir
te prefiero heroína

no importa como te llames
de donde vengas
ni a donde vayas

no te avergüences de tu historia
que entre tanta nimiedad
es lo único importante

no me entregues tu amor
como quien se lanza al vacío
guárdalo para quien lo merezca

yo solo soy un costal de dudas
nunca me detuve a mirar tus ojos

no seas la sombra de tu ayer
que las sombras no sienten
y son pisoteadas por extraños

saborea el buen vino
lee, escribe, canta

abre tus brazos frente al mar
como alas de un alma inquieta
y vuela hacia la libertad
no importa como la imagines

tan solo ve tras ella


Edward (hoy me levanté cursi)

10 oct. 2008

Entre tantas cosas...


A fin de cuentas

lo que persigo es libertad
una nueva, definitiva
no la de andar por ahí
esa la tienen todos
estoy seguro de que hay otra
una que se respira
que se lleva como estandarte
pero...

¿dónde está?


Edward.-

7 oct. 2008

Mis pretextos para los "Mil y un minutos de silencio"


Un blogger amigo que se ha autonombrado "nadie" (misántropo y de letras honestas) escribió una joya de poema titulado "Mil y un minutos de silencio", me ha gustado tanto que me inspiró después de varios dias de no escribir nada.

__________________________________________________________
...Por el despertar cuando nos place soñar
por la lágrima que se queda dentro
ahogándonos

por el abuelo que se marcha
el que tanto nos enseñó

por la estrella que brilla en lo alto
y a veces quisiéramos que caiga y nos haga polvo

por el desgaste de su pantalón
y el carmín de sus labios
de sus malditos labios

por el brillo de sus ojos
por el desdén
por el deseo callado
por la ausencia

por el lienzo triste
del artista muerto
por las sombras, las proporciones

por el arte que se convierte en tortura
en esclavitud

por mi sombra
por el olvido
por las palabras
las que tienen puntas de lanza

por el todo y la nada
por el hombre
por el fuego
por las montañas altas

por las huellas que nos guían
por la duda
por descartes
que murió sin saber nada

por el hijo que no tengo
por el blues
por la guitarra que no sabemos tocar

por los espejos
por las drogas
por las paredes sucias

por la angustia de ser
por esta mascarada
que es la sociedad

por las copas rotas
por las banderas
por las esperanzas
y su irremediable agonía

Edward.-

30 sept. 2008

Absurdo


La mañana fue calurosa, el día discurre como algo espeso, fotografías de tiempos ¿mejores?, una canción vieja que no puedo sacar de mi mente, la calle gris que languidece, sudor en mi frente, libreta en mis bolsillos, intentos frustrados de poesía… rutina.


Últimamente se me repite el mismo sueño en las noches, las mismas lenguas de fuego que brotan espontáneas en el aire, como suspiros de entes invisibles, nada tiene sentido en los sueños… ni en la realidad.

Atardecer, paseo improvisado…

La brisa evocadora trajo hasta mí la visión de un avión de papel, su vuelo era perfecto, tan romántico, como la rosa eterna que enamora el alma. Mis pasos se hacen lentos y el horizonte a lo lejos quiere partirse en dos.

Una pared lateral me habla de futuro, me río porque las paredes no hablan y el futuro no existe, me río de mí mismo, la locura tiene manos suaves, siento como me acaricia, poco a poco como una seductora. Me niego a aceptarlo, miro al cielo y las nubes me regalan una ilusión de lucidez que resulta ser tan breve como un suspiro.

Una nube se incendia ante mis ojos, tiene una forma extraña, y su belleza está mas allá de mi entendimiento, tengo miedo de que caiga sobre mí, de no poder moverme, tengo miedo de tantas cosas…

Siento el peso de las largas noches sobre mis hombros, camino torpemente, abstraído, somnoliento, ya no me atrevo a mirar el cielo.

Una mujer desconocida se acerca y me pregunta -¿Qué es lo que me hará feliz?-, obviamente no respondo. Se marcha, y la palabra "nada" brota de mis labios como las lenguas de fuego de mis sueños.

El camino es largo, el tiempo no sabe a dónde va, ni quiere saberlo, a veces no importa si los círculos no cierran, si las líneas no se entrecruzan, todo lo que vemos es parte de un universo absurdo.

Edward.-

29 sept. 2008

Cómo hacer para que esto no se vuelva una rutina?

Lees, comentas, escribes, esperas que te comenten,
te sientes bien, ries, escribes algo mas y te vas
luego vuelves, lees, comentas, escribes...

Alguien siente lo mismo que yo?
o es que el anime y los libros me están trastornando?



Edward.- (de corazón, sin máscaras)

26 sept. 2008

Mi píldora de cianuro












Soy una pesada roca
en medio de un rio que fluye
todo se aleja de mí
como una predestinación

tengo una historia
patética por demás
como mi silencio
y mis ojos enrojecidos

tengo nombre, documentos
padres, hermanos
una pasión que agoniza
y un poema en mi bolsillo
de un amigo suicida
hace muchos años

tengo una píldora de cianuro
cuelga de mi cuello
en el interior de un corazón de plata
que, obviamente no late
pero me hace sentir vivo

para ser libre
cuando quiera
donde quiera

es mi llave
la que me liberaría de estas cadenas
de este tormento inútil
esta farsa mal montada

mi puerta, mi catarsis
mi arma contra la angustia
que se disfraza de cotidianidad
que dibuja líneas en mi rostro
saladas líneas

las bestias dantescas de la vida
andan tras de mí
son invisibles y aterradoras

lentamente
como quien suspira
me llevo la mano al pecho
a mi corazón
el de plata, por supuesto
y las bestias huyen

noche
despiadada noche
aquí me tienes
sé que lo disfrutas
se nota en el resplandor de la luna

mis manos tiemblan
creo que es tiempo ya...


Edward.- (a veces hay que suicidarse para sentirse vivo, aunque sea en un poema, no espero que me entiendan, solo es expresión)

24 sept. 2008

Aurora
















de cuanto serías capaz
por llegar hasta mí?
-me preguntó la aurora-

tenía ojos encendidos
y un vestido infinito
que por un momento
incendió literalmente el cielo

en su brevedad, me fuí perdiendo
hasta romper el tiempo como un cristal...

...hasta romper el tiempo como un cristal

lejana....
y tan breve
quien pudiera sentirte a flor de piel
como esta lluvia
como el miedo y la soledad

marchita hoja
tu libertad es tu castigo
te descubres desprendida
volando sin alas

tu vuelo es un poema triste
y tu silencio es mi voz
cuando el llanto me ahoga

el niño dibuja al aire
con sus dedos, deforma el cielo
se imagina a sí mismo
como un pequeño dios
y su ilusión dura lo que un suspiro

quien pudiera enloquecer
y volar entre alondras
despojado de pudores
corazón en una pieza
prolongando los amaneceres

aburrida lucidez!
deja de torturarnos
por un instante cierra tus ojos
y danos la libertad

el sol amenazante
toma las riendas
y todas las fantasías se refugian de su luz



Edward.-

23 sept. 2008

Suicidio bajo el mar











Misterioso mar

voy a sumergirme en tí

envuélveme con tus infinitos brazos
no me desampares

no pido fundirme contigo

no soy tan pretencioso

solo quiero habitarte
flotar, moverme lentamente
ahogar recuerdos
soledades, olvidos, deseos

me pregunto

quién ha plantado estos árboles de colores

y advierte a los peces que el hombre es asesino
quién dirige tu marea

quién te ha pintado de azul


no me salgas con historias de dioses

tú eres mucho mas que eso

observo, me desplazo

torpemente, abstraído
todo resplandece

mis pulmones me advierten


que no pertenezco a este lugar
que estoy condenado a ser hombre
a mirar desde la orilla

con lágrimas en mis ojos
y en mi alma

no resisto más

mi cuerpo grita, quiere salir
y un desfile de peces dorados
se roba mi atención

estrellas de mar
una sirena,
me pregunto si es real
no me importa
quiero que cante para mí

voy tras ella
y una hilera de sangre brota de mi boca

cual si fuera humo

las fuerzas me abandonan
un delfín juguetea sobre mí

y me habla de tesoros, de bucaneros
de sus amores e ilusiones

y luego, como quien nada teme

se marcha a la superficie

ya no distingo el tiempo

mis ojos son cristales áureos
veo mis brazos como trazos inconclusos

todo se deforma

la visión es surrealista y hermosa

ya no quiero salir

quiero deshacerme

convertirme en alimento

redimirme

que me aprisionen estos brazos infinitos

hasta siempre



Edward.-

20 sept. 2008

Pequeños universos


"A dónde te marchas

canción de la brisa
tan rápida
tan detenida"
Silvio
---------------------------

sigo despierto
pasan siglos
y aún es de noche

reloj...
inutil artefacto
qué sabes tú del tiempo?

imagino circulos
bellos circulos
como mundos vacíos
y me pierdo en ellos

mujer de fuego
no te cansas de arder
quiero morir en tu abrazo
es mejor que vivir

no pido que me ames
no merezco tu amor
ni el de nadie

silueta que se adivina
tras la cortina
juraría que era ella
esa mujer...

todos somos extraños
atravesando puertas
jadeantes, taciturnos
imaginando verdades
que no son mas que ilusiones

pequeños universos
que se contraen y expanden
y a veces nos devoran
hasta perdernos en lo irreal

una sortija desciende
hasta tocar fondo
lleva un nombre grabado
como un callado lamento

hojas desprendidas
de árboles que flotan
lagartos dorados que reptan
lenta y misteriosamente

soy el eco de una voz
y me voy perdiendo
acaricio tu oido
y tu solo tiemblas
y lloras...
y tu mundo se hace pequeño


edward.-

18 sept. 2008

¿Espiral?


Del despertar que no llega
de las arpas que no sabemos tocar...

apacigua mis desenfrenos
oh silencio!
libera mi pequeña alma
si es que hay tal cosa

reverberación...
gota de rocío maldita
no sabes nada de mí
cómo es que me paralizas así?

distancia
te siento en mi pecho
febríl, me devoras

estandarte de silencio
irreverente silencio
moléculas de asombro
explosión de aurora
demasiada belleza

soy inmenso y me desintegro
me desintegro a tus pies
y tu no volteas a verme
tan solo fumas y piensas en él

ajusta tu antifaz
amigo soñador
muchos hay tras de tí
pues dicen que eres el diablo
toma mi mano
el horizonte espera

las pasiones arden como hogueras
unas, misteriosas y oscuras
otras, tan simples... como escribir

papeles sedientos
y simples versos
incapaces de saciar su sed

una espiral, dices?
puede que sea una espiral...
........ el olvido
amiga de alas multicolores
pero donde está?


edward.- (escritura automática, imágenes difusas, escenas que se crean de pronto en mi mente)

17 sept. 2008

Historia de cierta mujer

sin caminos largos
sin atajos
sin aburridas despedidas
ha decidido partir

un misterioso lugar la espera
sin relojes ni calendarios
sin ataduras absurdas
sin el triste despertar
con un adiós de papel

sin precio que pagar
sin sacrificios, sin redenciones
sin "libros de la vida"
sin tiempo, sin dios

con sus dedos,
dibujará crepúsculos
como quien escribe versos

ya nunca estará sola
porque así lo ha decidido
ha desplegado sus alas
y se dispone a surcar los cielos

no será más una mujer
desde ahora será un mito
una leyenda de pescadores
de caminantes taciturnos
de buscadores de tesoros

una aurora nace de sus ojos
la verdad absoluta
queriendo brotar
quebrarse como un cristal

tiene tatuada en el rostro
una lágrima por cada adiós
ya son demasiados -piensa-
y su corazón, como un manantial
no deja de sangrar

cuando ya nada importa
los horizontes son mas bellos
se desdibuja el tiempo
y el olvido se muestra, oportuno
como un raptor

no hacen falta huellas que seguir
el viento nos guía
enjuga nuestras lágrimas
nos cuenta secretos

“……… se cuenta que cierta mujer
un día cerró los ojos ………..
…… e imaginó un par de alas en su espalda”

(el resto que lo imagine cada uno)



edward.-

16 sept. 2008

Cada uno con su soledad II


Papel blanco

manos que tiemblan
luciérnagas en vuelo
la noche está hambrienta
de besos, de gemidos,
de sangre, de soledades

las paredes guardan tras de sí
tantos secretos
hombres avergonzados
poetas malditos
años perdidos en penumbras

el mayordomo llora
su soledad tiene dos alas negras
y en las noches le aprisiona

el suicida desciende
sus lágrimas son como perlas en el aire
un suelo asesino se acerca
el viento canta
ojos que se cierran
sonrisa, muerte

mujer de ojos azules
mujer maldita
de tanto andar
ya no sabes quien eres

el soldado alza la vista
cuestiona a su dios
imagina manos extendidas
manos de madre, de esposa
de amigo, de camarada caido
manos que nunca tocará
y dos lágrimas como serpientes ciegas
se deslizan por su rostro

nada es tan cruel
como la soledad del soldado

el artista recuerda
cuando de niño, soñaba con aplausos
rueda una botella vacia
su soledad tiene garras
y gusta de prolongar las agonías

cuarto de hotel
licor, gemidos, sudor
y luego... silencio
soledad compartida
la mas cínica de todas

soledad de caminos espinados
soledad de dulces y amargos
martirio, insomnio
espinas hirientes

soledad...
amada y odiada soledad

Edward.-

15 sept. 2008

Cada uno con su soledad


Amanecer, crepúsculo

el león envejece, ya no inspira respeto
las bestias se cansan de venerarle

la viuda se toca ante el espejo
cerrados los ojos, dilatadas las pupilas
todo su cuerpo tiembla

el pervertido sueña
con un desfile de niñas desnudas
se muerde los labios

el suicida llora
el prisionero dibuja
el dictador agoniza

el surrealista pinta cielos
surcados por lagartos alados
cielos profundos, lejanos

cada uno con su soledad...

el silencio del anciano
el puente en llamas
el río como un cristal

todo pasa inadvertido
para la salamandra
bajo su piedra, nada importa

la revolución se hace vieja
los fusiles pesan
los hombres comercian hombres
y el negocio es rentable

qué es la voluntad?
de qué depende?
quién mueve los hilos?

el crepúsculo se difumina
hay círculos que no veremos cerrar
y líneas, largas líneas
paralelas, trenzadas, bifurcadas...

hay espacios en la memoria
que quisieramos llenar de olvido

olvido...


Edward.-
(si no entienden absolutamente nada, no se preocupen)