21 nov. 2008

Pequeñas Cosas


Un bolígrafo que no escribe

dos libros de Saramago
un espejo que me odia
con dos fotos estampadas

Una billetera del ché
con doscientos pesos
y varias tarjetas

Dos libretas
(en una de ellas solía escribir frente al mar)

Una copia de Scarface
que ya he visto nueve veces
en la tele, Nelson golpea a Bart
y lisa toca el Sax

El reloj anuncia que es tarde
sin tener idea del tiempo
siento un latido irregular
cierro los ojos
y recuerdo la palabra "rosebud"
de labios de un moribundo

Un disco variado
con algo de Sabina, Silvio
Serrat y Serrano

Una gorra del Licey
media cajetilla de Marlboro Lights
un poster de bunbury

Una cortina que se mueve con el viento
un ejemplar de mi libro
por el que tuve que pagar 7 dólares

Mi carnet del trabajo
que me recuerda que soy esclavo
con salario, pero esclavo

Pastillas, medias sucias
mis nuevos Converse
un recuerdo entrometido
un delirio, un temblar de manos

Se acaban los Simpson
Ahora escucho a Bjork
para olvidar por un instante
los rostros, las mentiras
la rutina, la trivialidad

En mis palabras hay abismos
y en mi silencio hay destierros
me disfrazo de apostador
para jugar a que existo

Bostezo
me recuesto

…Todo acaba
poco antes
de volver a empezar…


Edward.- (el último párrafo lo había escrito ya, en otro poema, pero no importa, es que me gusta)

1 comentario:

Angeles dijo...

bueno ...nunca prodrás ser un idiota feliz. Pero...mucho idiotas admirarán tu felicidad.Jeje.