27 ago. 2008

Gota de tinta


Que tan largo ha de ser tu caminar

si en estas vísperas todo es incierto...

cuando partiste tenías claro tu destino
te confundiste entre una manada de humanos silvestres
te embriagaste de su libertad
olvidándote de la tuya
esa tras la que fuiste
la de los horizontes, los versos,
viento en el rostro, brazos abiertos
corazón en una pieza
corazón hedonista

te enamoraste, sufriste, olvidaste
y que más da?

el otoño es irremediable
toda hoja se desprende
toda lucha acaba
el instinto se hace trivial
miras a tu fiera a los ojos
y sonries, te dejas devorar
y lo disfrutas, eres uno con ella
es mejor así

el futuro es una gota de tinta
y un gran papel

dónde está ese lugar
el de los manantiales
el de las ninfas que curan heridas

cantas, cierras los ojos
te agigantas
te encierras y te liberas
como un suspiro

ya no sabes quién está a tu lado
si es nativo, extranjero
hermano, enemigo, amante, dios
esclavo, ángel, sombra, personaje de ficción...

alguien ha tomado las riendas
y no eres tu
porque llegaste a dónde soñabas
y no encontraste nada
solo gente como tu
peregrinos, jadeantes, taciturnos
con sueños de hedonismo
con máscaras de Epícuro en los rostros
y de Diógenes en su equipaje
listos para partir
cada uno a un lugar distinto
ramas de un gran árbol
con la voluntad (cada vez menos firme)
de llegar hasta el sol.


Edward.- (es irremediable, soy un portavoz del absurdo)

4 comentarios:

Angeles dijo...

Con esta me pegaste duro.
Me voy de vacaciones no tengo tiempo, ya te seguiré leyendo......suerte pa ti y pa mi.

Nadie dijo...

Ese buen hombre es Bukowski. Un genio entre los genios y un misántropo entre los misántropos.

Si puedes, lee algo suyo. Entre sus libros yo prefiero "Mujeres", pero los demás siguen siendo absolutamente geniales :P

Edward Padilla dijo...

Gracias nadie, a Bukowski lo conozco por una película (muy buena por cierto) basada en una de sus novelas: "Factotum", pero desconocía su personalidad.

Edward Padilla dijo...

angeles, espero que disfrutes tus vacaciones, gracias por dar calor a este lugar.