9 sept. 2008

Deseo

Quieres saltar a lo esencial
omitir los minutos perdidos
las palabras necias,
los silencios inoportunos
arrancar la verdad de sus labios
aunque te haga pedazos

no precisas mas intermedios
todo es tan superfluo,
tan irremediablemente obvio
los siempres, los nuncas,
las andanzas del tiempo
siempre relativo,
trivial, transparente
como una lágrima
como un látigo

quieres adivinar en sus ojos "la mirada"
la que te haría creer en otros mundos
en montañas altas, en duendecillos verdes

quieres tocarle
sentir latidos en su pecho
distinguir su voz entre tantos sonidos
aunque sea a lo lejos
quieres leer su letra
verle reir ante un absurdo

quieres creer en su verdad
más que en la tuya
quieres creer que existe
darle un soplo de vida
quieres pensar que no es tan solo
papel..............................
.............................y tinta.


edward.-

6 comentarios:

Angeles dijo...

Y bueno yo creo en estrellitas y duendes...Al final son lo único real. Tienes que serles fiel, nunca te abandonan. Muak-

Edward Padilla dijo...

yo tambien creo en ellos angeles, si no creyera no fuera lo que soy: un aprendiz de alquimista.

Me acordaste una buena canción de Silvio: "La Maza"

"si no creyera en mi silencio...
.......si no creyera en lo que creo
si no creyera en algo puro...
qué cosa fuera
que cosa fuera la maza sin cantera...

Baakanit dijo...

"quieres creer en su verdad
más que en la tuya
quieres creer que existe
darle un soplo de vida
quieres pensar que no es tan solo
papel..............................
.............................y tinta.
"

Desde un plano puede parecer una crítica a la iglesia, pero también se puede ver desde el punto de vista de la novia o la esposa que le cree todo a su pareja, o si nos pasamos a este mundo virtual, podríamos estar hablando de esos seductores cybernéticos a los cuales su palabrerío los beneficia.

Saludos

Edward Padilla dijo...

Definitivamente tienes más imaginación que yo Baakanit. No había pensado en tantas posibilidades, solo me puse frente al teclado pensando en mi novia de cabellera dorada (que no existe) y me puse a teclear.

He escrito demasiado sobre mis dudas filosóficas, hoy quería ir tras ella (aunque sea inalcanzable)

como siempre un honor contar con tu lectura hermano. Seguimos esperando la secuela de "Tiempo y lágrimas".

-M A Y T E- dijo...

"Quieres"

Claro que quiero...

Edward Padilla dijo...

Maite, pocas, pero poderosas, sugestivas y sensuales palabras.

Me place tu visita,

un abrazo desde Santo Domingo.