31 jul. 2008

Un día de tantos

Un minuto pasa y nada cambia.

Pasan horas y sigo siendo el mismo, ahora en otro lugar, mas angustiado tal vez.

¿Hacia donde me dirijo?, que importa, todo es tan trivial, tan vacío.

“Viva Palestina, un ángel fieramente humano”, proclama aquel muro, la gente le es indiferente, que diablos les importa la suerte de un país lejano, no hay tiempo para solidaridad, están ahogados en sus propias tragedias.

Hombres de verde con sombrero y armas, indigentes profundamente dormidos, basura, pestilencia, improperios, “estoy retrasado”, el religioso, la puta, el marica, el soñador, el apátrida, el que fuma, las monjas y sus sueños mojados, el somnoliento, el deprimido, la música, el silencio, el reloj, tic tac tic tac... ¿hacia donde vamos?, ¿qué es lo que somos?.

Y hay más...

Mujer ciega caminando por la acera, perros hambrientos, vendedores, “tengo prisa”, “maldito gobierno”, un accidente, el diario, “los tiempos cambian”, Juan 3:16, “cerrado temporalmente”, la esquizofrenia, la cordura, los precios, los costos, el mercado, el abogado, el aristócrata, la abstinencia, otra puta, y otra, y otra... las horas extras, el teléfono, la borrasca,“está nublado”, el salario mínimo, el seguro, el banco, la universidad, el jefe, la tarjeta, la balanza, las aspirinas, las drogas, el consumismo, Pigmalión, el che, Nietzche, los padres, “esta noche no”, el fin, los medios, basura poética, dibujos, libros, el acné, la inmundicia, las dudas, Maquiavelo, el béisbol, la tienda, los discos, los celos, Lennon, Buñuel, Bergman, Escher.

El pasado duerme, el futuro jamás llegará, las niñas juegan en el jardín, el pervertido las observa y se muerde los labios, “tanto que leer y tan poco tiempo”, Sabina, el amor y sus crueldades, alguien ha muerto, se me antoja llorar, las palabras como escorpiones, Dios, la plegaria, la blasfemia, el absurdo, las prioridades, William Blake, las circunstancias, el ser, la nada, el sabio, el anciano, Crimen y Castigo, una fiesta, la hipocresía, “porque de tal manera...”, Saramago, Kafka, el imperialismo.

Un tanto de lo que se dice es como un acto mecánico, indeliberado. A veces hablamos por hablar.

¿Por que vamos hacia donde vamos, o hacemos lo que hacemos?, todo tiene un propósito, un por qué. Pero, ¿que fuerza justifica los propósitos? (que a menudo no son nuestros, solo los aceptamos), ¿que entidad hace que tantas aberraciones se conviertan en cotidianidades y terminemos aceptándolas como parte de la vida, de lo que llamamos vida, la existencia, el lapso, el ser?.

Y los esclavos nos levantamos cada mañana a dar lo mejor de nosotros, en pos de un “propósito”, que los ricos obtengan mas riquezas, porque de eso se trata todo, toda la farsa mal llamada sociedad. Conocemos las causas de nuestros males, también conocemos las curas, sin embargo nos resignamos a padecer. ¿Que somos sino instrumentos?, somos medios no justificados por el fin. Es una aberración convertida en cotidianidad. Una de tantas, valga aclarar.

La cordura es más frágil de lo que parece.

Hay una débil línea en medio de todos los opuestos.

Hay ocasiones en que es preciso ser cínicos.

Se va la tarde sin pena ni gloria. El crepúsculo... los recuerdos... valió la pena la espera.

Ha sido un día trivial, estoy cansado.

Me siento como una mezcla de Gregorio Samsa y De Niro en Taxi Driver.


Edward.


4 comentarios:

Nadie dijo...

Esto me hace pensar en el monólogo interior. Me hace pensar en Bukowski, en Palahniuk y en Joyce.

Me gustan mucho esos saltos de un tema a otro, de la frivolidad a la trascendencia, tratadas ambas con el mismo (des)interés, con la misma tranquilidad.

Ahora voy a por el resto de tu material, que estoy seguro que merecerá la pena.


Un placer haber conocido tu blog.
Mis saludos.

Edward Padilla dijo...

El placer es todo mio nadie.

Bienvenido,

Edward

Pedro Genaro dijo...

Edward, más bien deberías sentirte como Jason Pollock, tremendo Jamming de conceptos tan furiosamente expuestos y con tanto sentido como un todo.

Edward Padilla dijo...

Gracias Pedro, he visto algunas de tus fotos amigo, tu si que eres un artista, yo solamente soy un tipo que escribe cosas.

y encima de todo, eres dominicano, Gracias hermano.